martes, 6 de noviembre de 2012

Próximamente...

Mientras sigo perdida en montañas de apuntes, planeando alguna que otra reseña y fascinada aún por una pequeña joya que leí por casualidad, quiero anunciar que estoy planeando nuevas secciones que se pondrán en marcha a lo largo de esta semana y de la que viene, así como el desembarco del blog en Tumblr (ya veremos cómo sale el experimento xD).

Esto era todo lo que quería decir y que, oficialmente, he vuelto. Hasta que me vuelvan a secuestrar los exámenes.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Reseña---Matilda

¡Hola! Ante todo quiero pediros perdón por mi falta de actividad, pero como ya comenté los estudios han absorbido todo mi tiempo. Sabía que 2º de Bachillerato podía ser así de agobiante, pero por lo menos lo estoy sacando... xD

Sin más dilación, os dejo con la reseña de un libro de un autor que me encanta. Espero que os guste.

--------------------------


Considero que Roald Dalh es un escritor necesario. Es capaz de conectar con nuestro niño interior a través de  historias llenas de un humor particular y de mordaces críticas que ofrece entre las páginas de cada una de sus novelas.

En esta preciosa historia conoceremos a la inquieta Matilda. Y es que sus ganas de aprender no se las puede quitar nadie, ni siquiera sus padres.

Apenas tiene 5 años y ya ha leído un montón de libros. Habla de ellos con tanto amor que consigue que los lectores también queramos devorarlos. A eso hay que añadirle sus ganas por saber más, sus intentos de dejar en ridículo a su odioso padre, su tremenda vitalidad o el regalo que supone para ella ir a la escuela. La niña es pura curiosidad.

Por todo eso, el relato es una constante alusión a la importancia de los libros, al conocimiento o la imaginación. El autor habla de ellos con tanta pasión que consigue su objetivo: hacer que la gente disfrute con todos esas cosas y de lo maravilloso que es aprender. Creo que no hay algo mejor, que un autor sea capaz de transmitir todo lo que quería decir. Se establece un vínculo especial entre las dos partes y hace que se ame más la lectura.

Y me quedo corta con todo lo que he dicho, porque se puede sacar mucho más. Me gustaría destacar el ataque que hace a la ignorancia, encarnada en sus padres.

El progenitor es un vendedor de automóviles que suele estafar a sus clientes por tal de conseguir dinero y que no se interesa por nada de lo que hace su hija. No quiere contribuir a su educación. Solo piensa en el dinero y en cómo enseñar a su otro hijo las artimañas para estafar a las personas. La madre sigue más o menos el mismo esquema.

No hay algo más triste que eso, porque no educan a sus hijos en una serie de valores.

Sin embargo, no todo es malo. A lo largo del libro Matilda encontrará cosas buenas y algunas que le darán problemas y donde Dalh hace gala de su ingeniosa escritura.

El libro no es para nada tedioso. Al contrario, es una gran historia que nos hará desconectar de la realidad para conocer el universo de Matilda, lleno de escenas desternillantes y del que podremos sacar más de una reflexión. Tenéis que leerlo, porque no os vais a arrepentir.